Puerto Rico está a ley de 48 asesinatos para llegar a los mil en el año 2011

Preocupa la violencia en la Isla del Encanto

Las autoridades auguran que la cifra de asesinatos en Puerto Rico será histórica para fin de año si supera el millar de víctimas.

- iStockphoto.com/Jason Lugo

SAN JUAN, Puerto Rico - El asesinato múltiple de tres personas en un fin de semana que se cobró la vida de 20 puertorriqueños acerca el número de muertes violentas a la cifra récord de mil, nunca antes superada en un año.

El fin se semana no dio tregua a la creciente ola criminal que azota Puerto Rico con el asesinato de tres personas en Yabucoa, distrito de la costa sureste de la isla, donde tuvo lugar un grave incidente durante la celebración de un partido benéfico de sóftbol.

El informe policial señala que unos individuos ametrallaron desde un automóvil a un grupo de personas congregadas en la urbanización Jaime Rodríguez cuando se celebraba un acto para recaudar fondos con fines benéficos.

Los disparos fueron repelidos por parte de los congregados y resultado del intercambio fallecieron un hombre de 24 años y dos hermanas de 27 y 31.

Durante el incidente resultaron además heridas varias personas de diferente consideración.

El asesinato múltiple de Yabucoa se produjo en un fin de semana en el que fallecieron 20 personas, incluido un doble asesinato en Aguas Buenas, localidad del centro de Puerto Rico.

El incidente de Yabucoa repitió el "modus operandi" habitual en la isla en las últimas fechas de ametrallamiento desde un vehículo, escogido para cometer sus asesinatos por las bandas del bajo mundo que operan en la isla caribeña.

Más asesinatos se registraron en Santa Isabel y otras localidades del territorio puertorriqueño durante el pasado fin de semana.

Los 20 asesinatos del fin de semana elevan a 952 las muertes violentas en lo que va de año, lo que hace suponer, si se mantiene la tendencia, que 2011 se cierre con más de mil muertes, cifra nunca antes superada en Puerto Rico.

La criminalidad está considerada por las autoridades locales como el primer problema de Puerto Rico y su falta de control provocó el pasado verano la dimisión de José Figueroa Sancha como jefe de la Policía.

La gran mayoría de los asesinatos que cada día se producen en Puerto Rico son a causa de ajustes de cuentas entre bandas de criminales que luchan por el control de puntos de venta de droga por toda la isla.

La Policía puso en marcha en diciembre de 2009 un operativo para desarticular las redes de venta de droga bautizado como "Golpe al punto", que hasta la fecha ha supuesto la eliminación de más de 300 puntos de comercialización de estupefacientes y el arresto de más de mil personas.