Publicidad

Autoridades siguen sospechando que la madre de Lorenzo podría haberlo matado.

Cacho en la mira de un pueblo

Ana Cacho aparece en un a fotografía familiar junto a su hijo Lorenzo.

- Univision Television Group

El FBI se equivocó en Puerto Rico

VIDEO:  El FBI se equivocó en Puerto Rico - Univision Television Group

Ver videos
Madre sospechosa de la muerte de hijo

VIDEO:  Madre sospechosa de la muerte de hijo - Primer Impacto / Univision

Ver videos
Caos en registro civil de Puerto Rico

VIDEO:  Caos en el registro civil de Puerto Rico - New York: WXTV

Ver videos
Arrestan a poderoso narco en Puerto Rico

VIDEO:  Arrestan a poderoso narco en Puerto Rico - New York: WXTV

Ver videos

Madre...sospechosa

SAN JUAN, Puerto Rico- Ana Cacho, la madre del pequeño Lorenzo, quien perdió la vida de manera misteriosa, sigue siendo sospechosa del asesinato, comentó este miércoles Guillermo Somoza, Secretario de Justicia.

De acuerdo con información de Primera Hora, el mandatrio dejó en claro que ni Amneris Ivette González, abuela del niño, ni Ahmed Alí González Sánchez, padre de Lorenzo, son sospechosos por su fallecimiento.

Somoza también apuntó que la complejidad del caso ha sido la causa para que a más de siete mese de la muerte todavía no se presenten acusaciones formales contra algún sospechoso, y agregó que en este caso el suceso se produjo "en el núcleo del hogar" y no "en una plaza pública" lo cual elimina la posibilidad de que haya "testigos que quieran decir la verdad".

¿Y las hermanas de Lorenzo?

Pero el caso ya no sólo se enfoca en el pequeño Lorenzo González Cacho, ahora también en la custodia de sus dos hermanas de seis y catorce años, quienes fueron alejadas de su madre Ana Cacho desde el 9 de marzo, fecha en que murió el niño y que ahora son reclamadas por su abuelo materno.

La familia Cacho, y en específico su abuelo Carlos M. Cacho, asegura estar "indignado y preocupado" por el trato que reciben las niñas en el hogar custodio donde el Departamento de la Familia las ubicó.

Cacho aseguró que las hermanas han quedado a cargo de otros menores; sin embargo, autoridades argumentaron: "Las expresiones de la familia Cacho son un intento para manipular la opinión pública. Las niñas están seguras, protegidas y en buen estado. No les asiste la razón, por lo cual les instamos a ventilar este caso en el foro judicial”, publicó El Nuevo Día.

Publicidad

Publicidad