Natimuerto proyecto estatus

Acevedo Vila

Acevedo Vilá es el primer gobernador puertorriqueño que veta un proyecto que luego es convertido en ley - Univision.com

Califica la medida como un engaño

El gobernador, Aníbal Acevedo Vilá, vetó el proyecto sustitutivo de estatus, y dijo que no firmará el relacionado a la consulta sobre un sistema legislativo unicameral que se discute en la asamblea legislativa, a raíz de la controversia
que ambas medidas han generado en el país.

El primer ejecutivo calificó el proyecto sustitutivo de estatus, aprobado en la cámara y el senado por unanimidad como un "engaño al país", demostrado la semana pasada por el liderato del Partido Nuevo Progresista.
     "Yo no puedo firmar un proyecto de ley si estoy convencido, a base de las actuaciones de ellos mismos, que es un engaño al país", puntualizó el Gobernador en una conferencia de prensa en la que firmó un convenio de colaboración con varias empresas privadas locales para fortalecer la exportación de productos manufacturados en Puerto Rico.
     "No voy a firmar el proyecto de estatus, porque el propio liderato del PNP se ha encargado en una semana de demostrarle al país que lo que quieren es engañarlos en el tema de la asamblea constitucional de estatus", añadió.
     Informes de prensa reseñaron las posiciones encontradas de los ex gobernadores Carlos Romero Barceló y Pedro Rosselló en torno al compromiso del PNP de legislar a favor de una asamblea constitucional de estatus.
     Barceló indicó que en el proyecto no establece un compromiso con la asamblea constitucional de estatus.
     "Ahí (en el proyecto sustitutivo), dice que se considerará. Eso no es ningún compromiso. Entiendo esto es para calmar el ánimo (de los populares)", indicó Barceló.
     Por su parte, Rosselló comentó que el proyecto sí "obliga a la asamblea legislativa a que tome unos pasos que incluye unas opciones" entre las que se encuentra la asamblea constitucional.
     Acevedo Vilá reconoció que el texto del proyecto tiene varias lagunas y que el compromiso con la asamblea constitucional de estatus "no es un compromiso legal" sino uno "moral y político".
     "Lo propuse y (lo) defendí porque estaba partiendo de la premisa de la buena fe y de que habíamos llegado a un momento en la historia de Puerto Rico que había que gobernar con la verdad. No pasaron ni 24 horas de que eso se aprobó cuando el liderato del otro partido comenzó a cambiar las interpretaciones", denunció.
     "No puedo firmar un proyecto (del) que yo estoy convencido, por las actitudes de ellos, que es un engaño; por ende, ni voy a firmar ese, ni voy a firmar el de la posposición de la consulta de la unicameralidad, y el 10 de julio el pueblo será consultado sobre si quiere un sistema unicameral o bicameral", sentenció.
     El mandatario sostuvo que tiene varias interrogantes y reservas en torno al sistema legislativo unicameral "pero el que yo tenga mis reservas no me da derecho a quitarle el derecho al pueblo a que se discuta qué tipo de asamblea legislativa queremos".
     Acto seguido, le dio la bienvenida a la discusión pública sobre ambos sistemas.
     Según la ley vigente, el 10 de julio de 2005 los puertorriqueños votarán por una de dos opciones: que el sistema legislativo continúe con la composición actual de cámara de representantes y senado o que cambie a uno configurado por una sola cámara.
     Si escogen el sistema de una sola cámara, la ley dispone que la actual asamblea legislativa deberá diseñar enmiendas a la constitución y convocará a un segundo referéndum el 9 de julio de 2007, en el que los electores aceptarán o rechazarán las enmiendas.